Alta resistencia mecánica

Mortero poliuretánico autoimprimante de alta resistencia.

Es un sistema poliuretánico de 3 componentes predosificados, diseñado para ser aplicado en superficies de concreto, acero y madera como capa protectora contra la corrosión química, abrasión, impacto y shock térmico.

El mortero que utilizamos esta diseñado y formulado para otorgar resistencias a la corrosión química, abrasión e impacto. Es principalmente utilizado para proteger superficies de concreto pero es igualmente efectivo en sustratos de acero y madera adecuadamente preparados. Tiene un coeficiente de expansión térmica similar al concreto lo que acompañará al sustrato a través de los ciclos térmicos normales, manteniendo sus características físicas de prestación en un rango de temperatura entre –37°C y 104°C.

Sus resistencias químicas abarcan un amplio rango de ácidos orgánicos e inorgánicos, álcalis, aminas, sales y solventes. Para mayores detalles se deberá consultar la cartilla de resistencias químicas en particular. Es aplicable tanto en interiores como en exteriores. En este último caso, el color puede sufrir un ligero cambio por la acción de los rayos UV manteniendo intacta su prestación. Posee una baja absorción de agua (0.5%) y resiste presiones tanto positivas como negativas. Puede ser utilizado en plantas de procesos químicos, alimenticias, papeleras y en lugares de alta corrosión.

Alta Resistencia Mecánica y Química

Autonivelante poliuretánico autoimprimante de altas resistencias.

Es un sistema poliuretánico de 3 componentes predosificados, diseñado para ser aplicado en superficies de concreto, acero y madera como capa protectora contra la corrosión química, abrasión, impacto y shock térmico.

El sistema se completa con un revestimiento de alta performance con resistencia química a los derrames y salpicaduras de una gran variedad de compuestos industriales.

Utilizamos un recubrimiento de protección para superficies sujetas a agresión externa en donde se requieran altas resistencias y una excelente calidad estética. Su aplicación es recomendada para la protección tanto en interiores o exteriores como mano única en ambientes y plantas industriales, químicas y petroquímicas, papeleras, tratamiento de efluentes, estructuras navales, plataformas, tuberías, grúas, tanques, contenedores, estructuras ferroviarias, vehículos, sobre aceros, paredes y pisos de hormigón.

Ventajas: es autoimprimante, lo que permite su colocación con mínima preparación de superficie y sobre amplia variedad de sustratos. Permanece inalterable por largos períodos de tiempo aún a la intemperie lo que hace que su mantenimiento sea mínimo. Por su composición, permite lograr altos espesores en una sola mano.

Sistema Epoxi

Sistema epoxi con color de dos componentes, sin solventes, constituído por resinas epoxi, endurecedores, aditivos y pigmentos diseñado exclusivamente para obtener variadas terminaciones de alto espesor, autonivelante, antideslizante y mortero según sea su conformación de carga.

Para la terminación utilizamos un revestimiento autoimprimante en dos componentes de alto contenido de sólidos, basado en un sistema de resinas epoxi combinadas con endurecedores de alta prestación que otorgan al sistema variada resistencia química y mecánica además de una excelente terminación lisa y brillante.

Es autoimprimante y compatible con superficies húmedas. Sus propiedades físicas permiten su utilización como barrera de vapor. Gran compatibilidad con sustratos húmedos (no mojados). Brinda una excelente terminación con diferentes texturas según sea la necesidad. Excelentes resistencias al impacto, la abrasión y al ataque químico. Funcionamiento excelente bajo tensiones térmicas inducidas tales como limpieza a vapor. Resiste más variedad de ácidos, álcalis, sales y solventes que cualquier sistema comparable. No es tóxico, es inodoro y no daña la piel. Presenta una terminación estética durable. Usos Apto para gran variedad de superficies. Recomendado para hormigones recientemente ejecutados que necesiten ser revestidos. Pisos industriales en zonas de producción, procesamiento, bodegas, estacionamientos, laboratorios, hospitales, oficinas y en zonas sometidas al desgaste y al lavado intenso. Como capa aislante al vapor de agua emergente en superficies sin tratamiento.